REFLEXIÓN SOBRE LA ORACIÓN.

Buscar este blog

Cargando...

jueves, 16 de abril de 2015

PENSAMIENTO YO SOY TU DIOS... Y TRAIGO MENSAJES A TU CORAZÓN.


  • YO SOY TU DIOS
  • YO SOY TU DIOS y estoy cerca de ti: ¿no te basta? Por tanto no desees sino aquello que llena mi corazón.
    YO SOY TU DIOS y te soy fiel aun cuando te envío alguna cruz, y por más que pese demasiado, recuerda siempre que a tu lado estoy, ¿qué deseas más?. 
  • YO SOY TU DIOS y pienso en ti, y esto desde la eternidad. Tu nombre está escrito profundamente en mi corazón, de tal modo que jamás podré olvidarme de ti.
     YO SOY TU DIOS y dirijo todas las cosas únicamente para tu bien; si ahora no lo comprendes, un día lo podrás ver claramente. 
  • YO SOY TU DIOS y fielmente te amo; conozco perfectamente todo lo que aflige tu corazón, veo con toda claridad todo lo que te contraría. Acepta todo ello con tranquilidad y paz, porque Yo soy el que lo ha dispuesto así; tú persevera, permanéceme fiel a fin de que mi Corazón te recompense. 
  • YO SOY TU DIOS ¿Estás sola, alma mía?. Yo te haré compañía. ¿Nadie tiene una buena palabra para decírtela?. Ven a Mí que siempre seré tu consuelo en el Santísimo Sacramento y te compensaré todo lo que en la tierra te he negado. 
  • YO SOY TU DIOS ¿Qué más deseas?. ¡Ánimo! ¡Coraje!. Nada te debe desanimar, porque quien posee mi Corazón, tiene todo lo que puede desear.
  • Si estás triste, corre a refugiarte en mi Corazón.
    Si sientes alegría del triunfo vuela a regocijarte conmigo.
    Si experimentas cansancio, échate en mis brazos.
  •  Y verás como las sombras se disipan, como las luces crecen, y como las fuerzas se centuplican.
    El mundo pasa, el tiempo huye, los hombres desaparecen, la muerte te roba todo.
    Una sola cosa te quedará siempre: TU DIOS. 
  • YAVÉ, TU DIOS, TE PRUEBA PARA SABER SI REALMENTE LO AMAS CON TODO TU CORAZÓN Y CON TODA TU ALMA. A YAVÉ TU DIOS SEGUIRÁS Y A ÉL TEMERÁS, GUARDARÁS SUS MANDAMIENTOS Y ESCUCHARÁS SU VOZ, Y A ÉL SERVIRÁS Y A ÉL TE ABRAZARAS.
    DEUTERONOMIO 13:4
    NOS VIENEN PRUEBAS DE TODA CLASE, PERO NO NOS DESANIMAMOS.
    ANDAMOS CON GRAVES PREOCUPACIONES, PERO NO DESESPERADOS; PERSEGUIDOS, PERO NO ABANDONADOS; DERRIBADOS, PERO NO APLASTADOS.
    2 CORINTIOS 4:8-9
  •  LA PRUEBA LIGERA Y QUE PRONTO PASA NOS PREPARA PARA LA ETERNIDAD UNA RIQUEZA DE GLORIA TAN GRANDE QUE NO SE PUEDE COMPARAR. NOSOTROS, PUES, NO NOS FIJAMOS EN LO QUE SE VE, SINO EN LO INVISIBLE, YA QUE LAS COSAS VISIBLES DURAN UN MOMENTO Y LAS INVISIBLES SON PARA SIEMPRE!.
    2-CORINTIOS 4:17-18
  • NINGUNA CORRECCIÓN NOS ALEGRA EN EL MOMENTO: MÁS BIEN TRAE TRISTEZA. SIN EMBARGO, DESPUÉS PRODUCE LA PAZ EN LOS QUE FUERON CORREGIDOS Y LOS LLEVA A LA JUSTICIA.
    HEBREOS 12:11.
  • DIOS HABLA A TU CORAZÓN...NO LE CIERRES LA PUERTA, PARA QUE ÉL DEPOSITE TODO SU AMOR EN TI.

viernes, 3 de abril de 2015

TE INVITO A ORAR POR POR TI, POR MI Y POR TODOS QUIENES NECESITAN DE ORACIÓN Y QUE ESTAN PASANDO POR MOMENTOS DIFÍCILES.


Te invito a orar conmigo ...
Dios Padre, tú que estás en el cielo, que todo lo sabes y todo lo ves.
Te doy Gracias porque hoy me das la oportunidad de ver un nuevo día,
por darme el privilegio de amar, respirar, caminar, sentir, tocar,
saborear, ver y leer ; cuando muchos hoy amanecieron sin vida,
enfermos, con necesidades y con problemas.

Te pido que me guardes, me bendigas y derrames sobre mí tu gracia
infinita, para que todo lo que haga a partir de hoy me salga bien,
gracias Señor. Te pido Señor, porque en nuestro país se obre con
justicia, se atienda las necesidades de las persona más vulnerables;
dales Señor a todas ellas la fortaleza necesaria para seguir tus
pasos. Por la persona que me envió este mensaje, te pido por ella
para que la guardes, la favorezcas, la cuides en la palma de tu mano,
le des de tu gran amor, sabiduría y le des muchas bendiciones al igual
que a mí en este día. Amén!!
Envía esta pequeña oración a todos tus contactos incluyéndome a mi y
así como tu oraste por mí, ellos y yo también lo haremos por ti.
Hagamos una unidad de oración y te aseguro que todo saldrá muy bien
hoy, mañana y siempre.. Bajo la gracia de Dios. En el nombre de
nuestro Señor Jesucristo tu hijo amado, Amén.
Dios Tu conoces quienes están pasando por momentos difíciles, por enfermedades, por duelo, por problemas, por trabajo...

Te pedimos en oración que le preste ayuda a cada uno de ellos y así tengan sanidad,solución a sus problemas, paz para descansar del dolor que le ha dejado una despedida de sus seres amados al cielo y que todos tengan trabajo pa sustentar sus hogares...
Gracias amado Dios, que solo en Ti, confiamos nuestras vidas y nuestros hogares, que sabemos que en Ti, lo tenemos todos.
Con mis mejores deseos para una exitosa vida con Dios en el corazón...
Que Dios te Bendiga.

lunes, 30 de marzo de 2015

SEMANA SANTA TERCERA PARTE MENSAJE DE REFLEXIÓN


Reflexiones de Semana Santa, Parte III 
Segura Después de su muerte todos sus seguidores más cercanos huyeron al perder toda ilusión. Los antiguos pescadores volvieron a la orilla del mar para reanudar sus antiguas labores; a su criterio todo había sido una experiencia transitoria y pasajera , llena de sueños y esperanzas, pero con un triste y dramática desenlace, pero... 



Domingo de Resurreción: El camino de la esperanza

Resulta extraño, pero cierto es que ninguno de los discípulos de Jesús esperaba que él, después de su muerte vergonzosa en la cruz, resucitara. La muerte fue temida por ellos y la resurrección descartada. Ellos debían haberla esperado puesto que el Maestro les habló en muchas ocasiones acerca de ella. Oyeron, pero no comprendieron, parece ser lo que ocurrió.


La verdad es que después de su muerte todos sus seguidores más cercanos huyeron al perder toda ilusión. Los antiguos pescadores volvieron a la orilla del mar para reanudar sus antiguas labores; todo había sido una experiencia transitoria, llena de sueños, pero con un triste final.

Este sabor a derrota abrumaba a dos de los suyos cuando Jesús los encontró mientras caminaban rumbo a Emaús, una aldea situada a más de 11 kilómetros al noroeste de Jerusalén. El sentimiento de fracaso acompañaba las conversaciones de estos dos caminantes quienes, aun sabiendo que unas mujeres no habían encontrado el cuerpo de Jesús y que un ángel les había anunciado su resurrección, no creían. «Nosotros teníamos la esperanza de que él sería el que había de libertar a la nación de Israel. Pero ya hace tres días que pasó todo eso» (Lucas 24.21).
Ni siquiera la presencia física de Jesús fue suficiente para que de una vez por todas ellos creyeran: «Y cuando vieron a Jesús, lo adoraron, aunque algunos dudaban» (Mateo 28.17). ¿Y qué tal el caso de Tomás, mejor conocido como «el incrédulo»? Fue a él a quien Jesús le dijo: «Mete aquí tu dedo, y mira mis manos; y trae tu mano y métela en mi costado. No seas incrédulo; ¡cree!» (Juan 20.27).
Pero algo extraordinario sucedió a aquel grupo de débiles creyentes y es que Jesús, por medio de sus más de diez apariciones demostró haber vuelto a la vida. Fue esa experiencia de encuentro personal con el resucitado la razón de su cambio radical. La resurrección, entonces, pasó a ser la característica más sobresaliente de la predicación de esos primeros cristianos: anunciaron la victoria de la vida sobre la muerte; el triunfo de la esperanza; el comienzo de la vida nueva, y la certeza de nuestra resurrección.


Cristo resucitó. El efecto destructivo de la muerte ha sido vencido por el poder de la vida otorgada por Dios. El mal y la muerte no dictan, pues, la última palabra. El reino de Dios ha certificado ser la razón final de la historia.


Jesús se levantó de los muertos. El mismo que murió en la cruz abandonó la tumba y está con nosotros. El amor de Dios y su justicia triunfaron sobre la muerte y la injusticia; también la verdad y la libertad triunfaron. Su reino se ha inaugurado. ¿Qué nos queda a nosotros sino optar por ese reino y comprometernos en favor de sus valores? La solidaridad, el amor y el servicio son los rasgos que identifican una vida resucitada. ¡Vivamos así! «Pues por el bautismo fuimos sepultados con Cristo, y morimos para ser resucitados y vivir una vida nueva, así como Cristo fue resucitado por el glorioso poder del Padre» (Romanos 6.4).
Fuente Sitio desarrollo Cristiano por Harold Segura.
http://www.nuestraedad.com.mx/reflexionesdemanasanta.htm

Somos bendecidos porque hagamos lo que hagamos, EL SEÑOR JESÚS, siempre confía más en nosotros que nosotros en Él..
No te avergüences ante los ojos de Dios, porque nada de lo que hagas le sorprenderá. Él te conoce perfectamente y te ama, a pesar de todo y sobre todo.
Servir al Señor Jesús  no significa no tener problemas, significa que sabemos que no vamos solos al campo de batalla.
La vida suele darnos lecciones muy duras, la Palabra del SeñorJesús s nos enseña lecciones muy sabias. Nosotros escogemos el método!
Buscar a Dios nos da paciencia para las dificultades, tolerancia para las diferencias y fortaleza para las pruebas. 
Puede que tú sepas muy bien lo que te gusta o lo que quieres, pero Dios sabe lo que te conviene.
La paz no es la ausencia de crisis en tu vida, sino de la presencia de Dios en tu corazón.
Quien no busca el reino de Dios nunca podrá obtener los tesoros que allí nos esperan, paz y felicidad.
Dios abre caminos, puertas, corazones y la fe nos abre el entendimiento para confiar en Él....

Tengan todos una semana de amor, paz, felicidad y muchas bendiciones.

SEMANA SANTA SEGUNDA PARTE MENSAJE DE REFLEXIÓN


Reflexiones de Semana Santa, Parte II 

Segura Se entregó en la cruz y lo hizo para que todos tuviéramos perdón de pecados; esa fue una entrega consecuente con su vida de servicio. Jesús sufrió una muerte violenta por ser fiel a la verdad predicada y por hacer el bien. Su vida y sus principios atrajeron la furia de muchos. No soportaron que sanara a un paralítico porque lo había hecho el día equivocado; no admitieron que se acercara a los marginados...



Viernes Santo: El camino del perdón

La muerte en una cruz constituia una pena denigrante, tanto que estaba destinada sólo para los esclavos, los provincianos y los criminales más bajos. No era común, por ejemplo, que se crucificara a un ciudadano romano; ellos tenían derechos que los protegían para no recibir esa muerte. Pero Jesús, siendo judío, y habiendo atentado con sus enseñanzas contra las más preciadas instituciones religiosas y políticas, tanto romanas como judías, fue condenado al vilipendio de la cruz. ¡Crucifícale!, fue el grito enfurecido de una turba de fanáticos que creían que Jesús debía morir a causa de su irreverencia.
Caifás, como sumo sacerdote, convino con la muerte de Jesús por considerarlo un blasfemo. Anás, sacerdote suegro de Caifás, investigó a Jesús y decidió que era oportuno darle muerte porque sus palabras eran una agresión al orden religioso de su tiempo. Herodes Antipas, el gobernador, y Poncio Pilato el procurador, se burlaron de él y profirieron la sentencia por conveniencias políticas. Todos por igual, religiosos y políticos, ciudadanos y gobernantes, concertaron la muerte de Jesús y juntos lo condujeron al castigo de la cruz.


La verdad es que Jesús sufrió una muerte violenta por ser fiel a la verdad predicada y por hacer el bien. Su vida y sus principios atrajeron la furia de muchos. No soportaron que sanara a un paralítico porque lo había hecho el día equivocado; no admitieron que se acercara a los marginados y excluidos; no aceptaron que hiciera milagros sin el consentimiento de la jerarquía religiosa; no asintieron que el amor, como él decía, fuera la ley suprema de la vida. Fue perseguido por presentar el rostro generoso de Dios y por hacer presente, por medio de sus acciones, la bondad de ese Dios. Todo esto irritó a quienes se arrogaban la supremacía de la fe y creían que el poder político era intocable.


Jesús murió en medio de una oscura trama de equívocos humanos. Es cierto. Pero su muerte tenía propósitos que trascendían el límite de esa historia terrenal en cumplimiento de los propósitos establecidos por Dios para la humanidad entera. ¡He ahí el meollo de su muerte sacrificial! En la cena de la noche anterior había dicho: «Esto es mi sangre del pacto, que es derramada por muchos para el perdón de pecados» (Mateo 26.28). Jesús vivió en función de los demás y murió en coherencia con ese mismo destino. Se entregó en la cruz y lo hizo para que todos tuviéramos perdón de pecados; esa fue una entrega consecuente con su vida de servicio. Nada de absurdo había en ella; tampoco nada parecido a un inesperado y trágico final.


La muerte de Jesús es una expresión del amor de Dios; gracias a ella es posible el perdón del Señor: «El amor consiste en esto: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros y envió a su Hijo, para que, ofreciéndose en sacrificio, nuestros pecados quedaran perdonados» (1 Juan 4.10). Es el perdón de Dios y la reconciliación con él lo que está en el centro de la celebración del Viernes Santo. Podemos, entonces, entablar una nueva relación con Dios; estar en paz con él, coexistir en relaciones armoniosas con los demás —que cuánta falta nos hace en este momento de guerras infames—, y vivir una existencia reconciliada con nosotros mismos y con la creación.


Todo eso es posible por medio del crucificado quien se entregó y nos amó para que la entrega y el amor sean posibles entre nosotros. ¡Un mundo distinto es posible...
http://www.nuestraedad.com.mx/reflexionesdemanasanta.htm

Cuando los demás te defrauden. Cuando muchos te abandonen. Cuando pienses que estás solo. Mira hacia arriba... Dios siempre te será FIEL.
La fe en Dios hace de tu peor día el primero de una nueva etapa, mucho mejor.
Confía y duerme en paz, sabiendo que DIOS, tiene todos tus asuntos en Sus Manos.
Cuando DIOS ocupa el primer lugar en tu vida, todas las piezas restantes de tu vida encajan alrededor de Él, en un orden perfecto.
Dios es el que salva. Dios es el que cura. Dios es el que sana. Tan solo tenemos que creer en Él para comenzar a recibir sus bendiciones...

SEMANA SANTA PRIMERA PARTE MENSAJE DE REFLEXIÓN


Reflexiones de Semana Santa, Parte I

Jesús nos enseñó que la verdadera grandeza se mide por nuestra capacidad de servicio a los demás. Sucedió en la noche del jueves de aquella primera Semana Santa; la última en la vida terrenal de Jesús. Después de que el sol se ocultaba se daba inicio a la celebración de la Pascua, la fiesta más importante para todo el pueblo... 



Jueves Santo: El camino del servicio

Sucedió en la noche del jueves de aquella primera Semana Santa; la última en la vida terrenal de Jesús. Después de que el sol se ocultaba se daba inicio a la celebración de la Pascua, la fiesta más importante para todo el pueblo; aquella en la que se recordaban las acciones liberadoras de Dios cuando eran esclavos en Egipto.

Durante la mañana y la tarde de aquel jueves Jesús se preparó para la cena. Escogió el lugar, e hizo los demás arreglos. La muerte se aproximaba y él lo sabía muy bien. Por eso quiso hacer una cena diferente, en la cual lo más importante fuera la confraternidad con sus discípulos y en la que pudiera expresar sus palabras finales para ellos.


Cuando todo estuvo preparado Jesús se quitó el manto que vestía y se ató una toalla a la cintura, luego echó agua en un recipiente y comenzó a lavar los pies de sus discípulos. Pedro fue el primero en sorprenderse, y hasta se opuso. ¿Cómo era posible que el Maestro se vistiera como un esclavo y quisiera lavarles los pies a sus seguidores? ¿Acaso no había declarado ser el Hijo de Dios y estar revestido de todo poder? ¡Cuál no sería la desilusión de los discípulos! Lo que ellos querían era ver a Jesús haciendo demostraciones de poder y de superioridad, sobre todo ahora que la muerte los amenazaba. ¡Pero no!, ahí estaba él vestido como un esclavo y dispuesto a inclinarse hasta el suelo para lavarles los pies.


Avanzada la noche, y antes de servirse la cena, Jesús nos enseñó que la verdadera grandeza se mide por nuestra capacidad de servicio a los demás. Ser grande no es disfrutar del placer arrogante de ser servido por otros, sino tener la disposición de servir a los demás —a quienes más nos necesitan— y de hacerlo con desinterés y generosidad.

Para los cristianos, el jueves santo rememora la institución de la cena del Señor, y en ella Cristo mismo nos invita a servir a los demás así como también él lo hizo: «Pues si yo, el Maestro y Señor, les he lavado a ustedes los pies, también ustedes deben lavarse los pies unos a otros.Yo les he dado un ejemplo, para que ustedes hagan lo mismo que yo les he hecho» (Juan 13.14–15).
http://www.nuestraedad.com.mx/reflexionesdemanasanta.htm

Todos hemos de seguir cada día el ejemplo de JESÚS,  el compartir Su amor, Su bondad, Su humildad y la paz que ÉL, desea en el corazón de cada uno...

martes, 3 de marzo de 2015

HABLAR CON DIOS A TRAVÉS DE LA ORACIÓN PIDIENDO SANIDAD PARA TODOS LOS ENFERMOS CONFIANDO EN SU GRAN AMOR...


Orar es hablar con Dios, dirigirse a Dios. 


Todos tenemos acceso al Padre a través del Señor Jesús. 

Así como es necesario respirar, es necesario orar, conversar con el Señor y 

esto hay que hacerlo constantemente.

Nuestras peticiones deben estar fundamentadas en la Palabra de Dios, creyendo lo que Dios dice para que sean contestadas.

“Esta es la confianza que tenemos en Él,
que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, Él nos oye.

Y si sabemos que Él nos oye en cualquier cosa que pidamos,
Sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.
1 Juan 5:14-15



¿Anhelas que tus necesidades sean suplidas?

“Confía en Dios, y haz el bien; y habitarás en la tierra, y te apacentarás de la verdad.
Deléitate asimismo en el Señor, y Él te concederá las peticiones de tu corazón.” Salmo 37:3-4.

Por la sangre del Señor Jesucristo de Nazaret que fue derramada, ordeno a toda enfermedad y dolencia que se alejen dequienes están sufriendo cualquier tipo de enfermedad. 

Jesús cargó las enfermedades y dolores. Él fue herido por nuestras transgresiones. Por sus llagas somos sanados sanado. Ninguna enfermedad, dolor, muerte, miedo o adicción nos dominará jamás. La pena se ha pagado por completo. Hemos sido rescatados y redimidos, santificados y liberados.
Deja que el calor de tu amor sanador inunde todonuestro ser, de modo que nuestros cuerpos funcionen como lo creaste: entero y completo, restaurado en su perfecta salud. Te pido todo esto por medio de mi Señor Jesucristo, tu hijo, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.


¿Deseas vivir una vida victoriosa aún en medio de la adversidad?

“… Esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra FE.” 1 Juan 5:4.

No se puede tener fe, si nuestro corazón nos reprende; no se puede confiar en Dios, si nuestros asuntos no están en orden; no podemos creer, si no tenemos paz con Dios. “Amados, si nuestro corazón no nos reprende, confianza tenemos en Dios; y cualquier cosa que pidamos la recibiremos de Él, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de Él.” 1Juan.3:21-22.



Entonces sí podremos pedir con FE, no dudando nada …confiando y esperando con gozo la contestación a todas nuestras peticiones.


“Y a Aquél que es poderoso para hacer todas las cosas
mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos,
según el poder que actúa en nosotros,
a Él sea la gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades,
por los siglos de los siglos. Amén”. Efesios 3:20-21.

martes, 30 de diciembre de 2014

ORACIONES DE RENOVACIÓN, SANIDAD, DEPRESIÓN, HOGAR, FAMILIA, LOS HIJOS, POR UN NUEVO AÑO, Y POR LOS MOMENTOS DIFÍCILES DE CADA SER....


Entro en el afán del día, tengo mi corazón lleno de Ti, Señor que eres el centro de mi vida, la victoria de mi salvación en éste mundo lleno de afanes...
Ayúdame Señor a compartir Tu Santa Palabra, a todo aquiel que necesita de Ti...

MENSAJE DE DIOS PARA TI...
Hoy quiero decirte que aún la gracia y la misericordia de Dios no se han apartado de tu vida, Él quiere levantarte. No quiere que sigas caminando a un lado del camino, Él quiere darte una nueva visión fresca, que mires mas allá de lo que ahora ves y como está escrito: "cosas que ojo no ha visto, ni oído ha escuchado, ni han subido a corazón de hombre, las cosas que Dios ha preparado para los que le aman" (1 corintios 2-9). Dios quiere que te levantes, que pongas manos a la obra y tomes posición en tus ministerios, que acciones los dones y talentos que Él ha puesto en ti. 

Pero ahora con una nueva visión Él te llevará a realizar cosas irrealizables para alabanza de su nombre, ¡vamos! ¡atrévete en esta noche a romper el silencio! ¡Echa fuera todo lo que te estorba para venir a Él, como aquel ciego arroja tu capa! ¡echa fuera el rencor!, ¡el dolor! ¡Ya basta de vivir del pasado, de los recuerdos que te atormentan y no te permiten caminar!

¡Es tiempo de limpiar!, ¡renovar! ¡restaurar!... De sanar el corazón, de clausurar ese capítulo de tu vida que te llevó a estar a un lado del camino. Hoy puedes empezar de nuevo, hoy Dios te brinda una nueva oportunidad, es el tiempo de romper el silencio, este es, ¡tu tiempo!
Estando yo en estas tribulaciones siento que Tú, estás conmigo, que cada paso que doy te lo debo a Ti MI Señor.

¡Oh!... Señor que los afanes del día no se lleven de mí tus alabanzas, que no quebranten mi gozo, porque yo tengo gozo en mi alma, Mi Señor.

¡Oh...! Jehová, Dios de mi salvación día y noche clamo delante de Ti...Por todos aquellos que hoy están pasando por momentos difíciles de tristeza, soledad, enfermedades, depresión y todo aquello que le destroza el corazón...

Ruego a Ti, Dios de amor, de justicia y bondad, que le de: paz, sanidad, amor y bendiciones a todos quienes oran cada día con fe por sus peticiones.

Y que mis oraciones lleguen a Su, presencia Padre Celestial…

Amén.

Dios colme sus vidas de bendiciones, en cada inicio de año con amor, paz, éxito, salud y felicidad.