REFLEXIÓN SOBRE LA ORACIÓN.

Buscar este blog

martes, 8 de septiembre de 2015

ORANDO PARA QUE LOS EMIGRANTES LLEGUEN A BUEN PUERTO Y SEAN RECIBIDOS CON LOS BRAZOS ABIERTOS Y RECIBAN LA BENDICIÓN DE DIOS...

Un ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: Levántate, toma al niño y a su madre, huye a Egipto y quédate allí hasta que te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo (Mt 2,13)
Padre de amor y misericordia...
proveíste a tu pueblo Israel en su éxodo de la esclavitud

la tierra prometida que estableciste para ellos,

y en Jesucristo provees un acogedor refugio para todos los necesitados.

Te pedimos tu protección Divina para todos los migrantes que han abandonado sus casas en busca de nuevas oportunidades en otro país.

Por los refugiados que se ven obligados a partir de sus casas por las amenazas de violencia, te imploramos que les proporciones un refugio seguro.

Por los migrantes, víctimas del tráfico de esclavos, concédeles el rescate, la sanación y la fuerza para empezar de nuevo.

Para los inmigrantes, que a menudo dejan atrás a sus amigos y familia, concédeles una vida mejor y más oportunidades en otros lugares.


Te rogamos de manera especial por los niños migrantes, que son vulnerables a la explotación y al abuso en manos de otros.

Te impooramos que otorgues a todos los migrantes tu protección y los guíes hacia un lugar seguro.
 Señor,  Dios. Tú, que has creado todos los pueblos a tu imagen, te adoramos. Elevamos nuestros corazones y nuestras voces hacia Ti.
Te pedimos por los países y los pueblos, de donde han huido los refugiados.

Que la paz entre los pueblos, la reconciliación a todos los niveles, y el desarrollo humano para todos, pueda convertirse en realidad.

Te pedimos por los países de origen de todos los emigrantes, que buscan mejores condiciones de vida, para ellos y para sus familias. Te pedimos por sus jefes, para que se comprometan con el bienestar de su pueblo.

Te pedimos por los « extranjeros » que viven en nuestros países, que terminan en los suburbios y en los barrios pobres de  las grandes ciudades, donde comparten su vida con los marginados o con los que están sin trabajo.  


 Te pedimos por todos los que tienen el poder de decidir los acuerdos y las leyes internacionales. Que miren, no sólo por los intereses de sus propios países, sino que tomen en consideración la situación de los países pobres del mundo...

Padre amado Tu, conoces de las necesidades y de los sueños de cada familia
que tiene el miedo y la miseria en su vida... y su única posibilidad de vida es emigrar a otro país en donde sentirse a salvo y volver a conocer la felicidad de vivir en paz...

Dios colme de bendiciones a quienes abren las puertas de su corazón, para abrazar con cariño a quienes hoy necesitan de toda la ayuda, para vivir las maravillas se  un nuevo amanecer...  

No hay comentarios:

Publicar un comentario