REFLEXIÓN SOBRE LA ORACIÓN.

Buscar este blog

domingo, 3 de agosto de 2014

DIOS MIO... ¡¡NECESITO HABLAR CONTIGO!!...LLEGARÉ HASTA TI. ORACIÓN Y POEMA A DIOS.

Miro la vida que Dios nos ha dado y le doy gracias, muchas gracias a Él por ese gran obsequio que nos ha brindado.


Oración.

Dios mío: No me dejes sola, en éste momento más que nunca necesito de tu 

manoprotectora.

Envíame la ayuda que preciso, no dejes que me derrube, no lo permitas.

Sana todo mi dolor, cura mi alma. Ayúdame a resurgir, a empezar de nuevo, 

muéstrame la luz, bríndame tu guía.

Dime qué debo hacer, ayúdame a eligir sabiamente mi camino.

A preservar mi paz a pesar de mis tormentas, dolor, discriminación, 

humillaciones, desprecios y heridas a mi corazón.

Que siempre me conserve ecúanime, que mi alma no albergue resentimiento, ni 

deseos de venganza.

Que mi corazón perdone y olvide pronto. Que jamás deje de creer en la bondad 

del ser humano.

Dios mío, muéstrame mi destino, libera mis caminos, aleja de mí, todo aquello 

que me impide avanzar.

Ayúdame a sanar desde el corazón. 

Dios mío, apiádate de mí, escucha el clamor, el lamento de mi alma, cúrala por 

favor.

Recíbeme en tus brazos, hazte cargo de las penas que afligen mi alma y mi 

corazón.

Creo en los milagros, en que todo puede suceder, en que tengo que estar 

presta a las señales que el universo emite para mí.

Deseo que su corazón se llene de amor, de comprensión, que algún día no muy 

lejano sea capaz de perdonar, ponerse en mi lugar y vea las cosas desde mi 

punto de vista, comprenda las razones de mi proceder.

Solo pido a Dios que este milagro, ¡¡Suceda!!

Lo siento, lo siento infinitamente, perdóname, te amo, gracias, gracias.

Lucía Uozumi



LLegaré hasts ti.

Aquí en la tierra seré independiente
más no contigo, Mí Señor,
porque de Ti quiero depender
hasta que a tu lado esté.

Sólo te pido mi amo
que me guíes por Tu caminar,
porque sólo quiero Tu camino
para entonces poder ganar.

Quiero ganar el privilegio de estar a Tu lado
para decirte que Tu eres el único que se merece todo,
porque Has sido el único
el cual todo me ha dado.

Sé que vives, mí Señor
sé que estás ahí abrazándome siempre,
sólo quiero conocerte
y ser merecedora de Tu grandioso amor.

Tu hijo fue el único hombre que no pecó
más sé que nadie lo igualará,
porque todos vinimos a pecar
y Eres Tu el único que nos puede perdonar.

Cuando me dices:
hija, confía en Mí,
todo estará bien…
Sé que tienes algo bueno preparado para mí.

Lo único que te pido
lo sabes a perfección,
pero no me complazcas en lo que quiero
y acompáñame siempre en mí camino.

Eso sí, sorpréndeme Mí Señor…
 Jesibel.

Miro la vida que Dios nos ha dado y le doy gracias, muchas gracias a Él, por escuchar nuestras oraciones y ese gran obsequio que nos ha brindado que es el amor, la vida y el camino a la vida eterna...
Dios les bendiga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario