REFLEXIÓN SOBRE LA ORACIÓN.

Buscar este blog

jueves, 8 de marzo de 2018

FELIZ DÍA MUJER...PARA DIOS ERES LA NIÑA DE SUS OJOS Y PARA ESTE UNIVERSO...ERES UN ÁNGEL DIVINO.


Mujer, para Dios eres la niña de sus ojos, creada con amor Divino, eres merecedora de todos los honores.

Cuenta la leyenda que al principio del mundo, cuando Dios decidió crear a la mujer, encontró que había agotado todos los materiales sólidos en el hombre y no tenía más de que disponer. 
Ante este dilema y después de profunda meditación, hizo esto:Tomo la redondez de la luna, las suaves curvas de las olas, la tierna adhesión de la enredadera, el trémulo movimiento de las hojas, la esbeltez de la palmera, el tinte delicado de las flores, la amorosa mirada del ciervo, la alegría del sol y las gotas del llanto de las nubes, la inconstancia del viento y la fidelidad del perro, la timidez de la tórtola y la vanidad del pavo real, la suavidad de la pluma de un cisne y la dureza del diamante, la dulzura de la paloma y la crueldad del tigre, el ardor del fuego y la frialdad de la nieve.
Mezclo tan desiguales ingredientes, formó a la mujer y se la dio al hombre.Después de una semana, vino el hombre y le dijo: ¡Señor, la criatura que me diste me hace desdichado, quiere toda mi atención, nunca me deja solo, charla incesantemente, llora sin motivo, parece que se divierte al hacerme sufrir y vengo a devolvértela porque no puedo vivir con ella!.
Bien, contestó Dios y tomó a la mujer.Pasó otra semana, volvió el hombre y le dijo: Señor, me encuentro muy solo desde que te devolví a la criatura que hiciste para mí, ella cantaba y jugaba a mi lado,
me miraba con ternura y su mirada era una caricia, reía y su risa era música, era hermosa a la vista y suave al contacto. Me cuidaba y protegía cuando lo necesitaba, me daba dulzura, ternura, comprensión y amor sin condiciones, por  favor Dios, devuélvemela, ¡¡¡porque no puedo vivir sin ella!.
Ya veo, dijo Dios, ahora valoras sus cualidades, eso me alegra mucho, claro que puedes tenerla de nuevo, fue creada para ti, pero no olvides cuidarla, amarla, respetarla y protegerla, porque de no hacerlo, corres el riesgo de quedarte de nuevo sin ella.

Sin ustedes Mujeres no podríamos existir, como no podría nacer un fruto sin una flor.
No les basta con darnos la vida, nos cuidan, educan y después otra de ustedes se encarga de acompañarnos y hacernos felices para siempre.
Gracias por tanto amor.

Hermanita linda, tengo la fortuna de contar con una bella hermana a mi lado. Hemos crecido juntos y hemos atravesado por muchas cosas que han permitido que tengamos una hermosa relación. Realmente te quiero mucho y aprecio a sobremanera que estés conmigo en todo momento. ¡Que disfrutes este lindo Día de la Mujer!.
Mamita preciosa, quiero darte las gracias por todo lo que has venido haciendo por mí. Sin tu grandioso apoyo no podría haber llegado donde estoy. Te has sacrificado por darme lo mejor y por hacer de mí una mujer con coraje y dispuesta a luchar por lo que quiere lograr en la vida. Te debo todo lo que soy y todo lo que tengo. Te quiero muchísimo. ¡Feliz Día de la Mujer!.


Mujer de corazón tierno y manos esforzadas, de alma romántica y mente luchadora, mis deseos son que Dios te abrace y te bendiga, hoy y siempre.
Prima de mi corazón, siento que la vida me ha regalado el milagro más lindo del mundo, pues te tengo junto a mí y hemos crecido una al lado de la otra. Guardo en mi memoria maravillosas anécdotas que hemos compartido a lo largo de los años y eres también mi mejor amiga. Sabes que siempre contarás conmigo para lo que necesites. Te quiero mucho, primita. ¡Que pases un grandioso Día de la Mujer!.
Amiga mía, me encantaría poder pasar más tiempo contigo y disfrutar de la linda amistad que tenemos. Sé que el tiempo es muy ingrato, pero de igual manera quiero que sepas que te quiero con todo mi corazón y que eres la mejor amiga que podría tener. Quisiera que nuestra amistad dure hasta el final de nuestros días y que nada rompa el lazo que nos une. Te quiero, amiguita. ¡Feliz Día de la Mujer!.


No hay comentarios:

Publicar un comentario