REFLEXIÓN SOBRE LA ORACIÓN.

Buscar este blog

martes, 29 de agosto de 2017

ORACIÓN...DIOS QUÉDATE CONMIGO Y LLENA DE AMOR NUESTRAS VIDAS.


QUÉDATE CONMIGO
Señor, quédate conmigo durante este día,
y guía mis pensamientos y deseos,
mis acciones y mis proyectos.
Guía mis pasos, para que caminen ligeros al encuentro de los cansados y desanimados.
Guía mis manos para que acompañen a aquéllos que se perdieron en el camino.
Abre mis brazos, para que pueda abrazar a los que se sienten solos y sin esperanza.
Ilumina mis ojos...Y vuelve atentos mis oídos al clamor de mis hermanos.
Ofréceme un corazón tierno, capaz de amar sin distinción.
Padre nuestro... Coloco en tus manos nuestra tierra, nuestras ciudades,
nuestro mundo tan azotado por la violencia...Por las catástrofes, por las guerras y por las injusticias...
Ilumina, Señor, la mente y el corazón de los poderosos de la tierra...Que siempre pueda, por Tu gracia, abrir las manos para compartir lo que soy 

y lo que tengo y con Tu ayuda pueda ver aparecer la aurora de un mundo nuevo.
Quedate conmigo.ppt from Reflexiones PowerPoint
Dios del amor, de bondad y de la vida...No nos desampara ni nos deja sólo... Él actúa en todo momento. Aprende a decir como el salmista:
“Aunque pase yo por grandes angustias, tú me darás vida; contra el furor de mis enemigos extenderás la mano y tu mano derecha me pondrá a salvo” (Salmo 138,7).

Si tú pones toda tu confianza en Dios, Él moverá las cosas y situaciones de tal manera que saldrás favorecido por su gracia.
“Sabemos que Dios va disponiendo todo para el bien de los que le aman, es decir, de los que él ha llamado de acuerdo con su plan” (Romanos 8,28).

Suplica, ruega, implora al Padre bueno que te de la paz en toda circunstancia de tu vida. Para Él no hay problema muy grande.

"No se angustien por nada, y en cualquier circunstancia, recurran a la oración y a la súplica, acompañadas de acción de gracias, para presentar sus peticiones a Dios. Entonces la paz de Dios, que supera todo lo que podemos pensar, tomará bajo su cuidado los corazones y los pensamientos de ustedes en Cristo Jesús. (Filipenses 4,6-7).

GRACIAS, SEÑOR. AMÉN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario