REFLEXIÓN SOBRE LA ORACIÓN.

Buscar este blog

sábado, 17 de septiembre de 2016

NO TE AÍSLES EN TUS TRISTEZA Y SOLEDAD....PORQUE DIOS DICE...NO TE SIENTAS ABANDONADO/A... YO SIEMPRE ESTOY CONTIGO....


No te sientas abandonado/a.... Yo siempre estoy contigo.... 

Si tienes preguntas que hacerme, preguntas cotidianas 

como sé que tienes ahora mismo y quieres continuar...

Ten en cuenta que puedes acudir a Mí para que te  conteste. 

 Escúchame en la verdad de tu alma....


 Escúchame en los sentimientos de tu  corazón... 


Escúchame en el silencio de tu mente....



Óyeme en todas partes.... 


Cada vez que tengas una pregunta, simplemente 

debes saber que ya la he contestado. 

Luego abre los ojos a tu mundo... Mi respuesta puede 

hallarse en un artículo ya publicado, en el sermón ya 

escrito y a punto de ser pronunciado, en las película


que se está rodando; en la canción que ayer se acabó 


de componer; en las palabras que está a punto de decir 

un ser querido; en el corazón de un nuevo amigo que 

estamos a punto de hacer.


Mi Verdad está en el susurro del viento, en el murmullo 


del arroyo, en el estampido del trueno, en el tamborileo 

de la lluvia...

Es el tacto de la tierra, la fragancia del lirio, el calor del 


sol, la atracción de la luna...

Mi Verdad y tu más segura ayuda en los momentos de 


necesidad es tan sobrecogedora como el cielo nocturno, 

y tan simple e incontrovertiblemente confiada como el 

balbuceo de un niño...

Es tan potente como el latido del corazón, y  tan silenciosa 


como el aliento contenido en unión conmigo...


No te dejaré, no puedo dejarte, puesto que  eres Mi creación 


y Mi producto, Mi hija, Mi hijo, Mi propósito y… Yo mismo.


Acude a mí, pues, cada vez y en cualquier circunstancia en 


que te alejes de la paz que Yo soy... Yo estaré ahí con la 

Verdad, la Luz y el Amor...


Confía y duerme en paz, sabiendo que DIOS, te tiene a ti  y tu 

hogar  en Sus Manos...

Dios es la respuesta en la necesidad, el refugio en la tormenta, 


el consuelo en la tristeza, la fortaleza en la debilidad.

Nadie podrá determinar ni impedir lo que Dios ya ha decretado 


para tu vida, ni la protección ni el amor con que Él te ama...

Apagando la ira y calmando la mente, solo entonces 

podremos escuchar lo que Dios nos está diciendo...

Aprovecha este día para perdonar, para sonreír, para amar, para 

ser feliz, para darle gracias a Dios por estar contigo siempre.


Gracias mi Dios, sabemos que cada día caminas con nosotros 

y cuidas de nuestra familia. 

Bendícenos y llévanos siempre de Tu Mano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario