REFLEXIÓN SOBRE LA ORACIÓN.

Buscar este blog

viernes, 30 de septiembre de 2016

NECESITAMOS SER PROBADO PARA MADURAR EN LO ESPIRITUAL...LAS PRUEBAS SON LAS EXPERIENCIAS EN EL SENDERO DE DIOS...


Una de las grandes interrogantes en la vida de cualquier cristiano, es saber cómo lograr salir victorioso de sus pruebas. Lo primero,  es no desesperarse, porque lo que busca el enemigo es que usted caiga en angustia, él busca llenar su corazón de tristeza y que piense que usted no es capaz de superar pruebas. Pero poderoso es Dios para darle la victoria. Sólo debe confiar y Él lo hará.
Una de las cosas que debemos aprender como cristianos es dar gracias a Dios en todo. A veces cuando el Señor (Dios) nos advierte de que nos vienen pruebas nos afligimos, y una que otra lágrima recorre nuestro rostro, queriendo quizás que Dios se compadezca de nosotros y haga pasar de nosotros esa copa, pero es allí cuando el Señor nos dice: “te he dado espíritu de valentía y no de cobardía”.
Necesitamos ser probados, porque de esa manera adquirimos experiencia, madurez espiritual. Cuando el cristiano está pasando por pruebas es cuando más debe doblar rodillas (orar), ayunar, y no dejarse de congregar como algunos tienen por costumbre. Hermano ¡Cuán maravilloso es orar por las madrugadas! Una de las cosas que debemos tener claro como hijos de Dios, es el hecho de que Él nunca nos dejará ni nos abandonará, porque Él es fiel.

Dios jamás nos probará más allá de lo que nosotros podamos soportar. En los momentos de pruebas sentimos que Dios no nos escucha y quizás le digamos al Señor ¿Señor por qué me has abandonado? ¿Por qué mi corazón está afligido y usted no hace nada? Pero en ese momento cuando Dios se queda en silencio, es porque está trabajando, para poder darle la victoria. Él esta delante de usted como poderoso gigante y junto a Él somos más que vencedores.
Sea perseverante en la oración, velando en todo tiempo, y haga caso omiso a la voz del enemigo cuando le dice que usted no podrá, que fracasará. Es allí cuando usted debe reírse en su cara, decirle que es un mentiroso, puesto que usted sabe en quien ha creído, porque aunque un ejército se levante contra usted nada ni nadie podrá apartarlo del amor de Dios.

La victoria es su hermana. No tema ni desmaye, ni mucho menos se aflija, porque los ojos del Señor están sobre los justos, y sus oídos atentos a sus oraciones. Hermano, ponga la confianza en Dios y jamás será avergonzado, porque si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?...

 Gócese en las pruebas y declare siempre su victoria, porque lo que desatamos en la tierra será desatado en el cielo. Amén.
Todo lo puedo en Cristo que me fortalece
Filipenses 4:13.

Las pruebas te hacen fuerte. Las penas te hacen humano. Los fracasos te hacen humilde. Y en todo momento, aunque creas que no, Dios se mantiene a tu lado.
Ora siempre antes de acostarte y dale gracias a DIOS por lo que hizo hoy contigo y lo que tiene preparado para tu vida el día de mañana.
Pero siempre ten presente...
Antes de orar, perdona. Antes de criticar analiza. Antes de hablar escucha. Antes de cualquier cosa, pon a DIOS primero...

No hay comentarios:

Publicar un comentario