REFLEXIÓN SOBRE LA ORACIÓN.

Buscar este blog

domingo, 21 de agosto de 2016

ORACIÓN POR LOS HIJOS Y POR LA FE...


Señor, enséñame entender a mis hijos para poner atención pacientemente a lo 

que me tienen que decir; responder a todas sus preguntas resolver todas sus 

dudas. No me dejes contradecirlos ni interrumpirlos, haz que sea yo tan cortés 

con ellos como me gustaría también que fueran conmigo.

Gracias Señor por el día de hoy.

Gracias por la familia que me has dado, por mis amigos, verdaderos hermanos 


de la vida, por mi trabajo y sobre todo por tu presencia en mi vida.

Cuida a mis hijos y protégelos contra todo mal, con tu inmenso poder e infinita 


bondad.
Ayúdame a que nunca me ría de sus errores o los ridiculice cuando crea que 

no me siento satisfecho con lo que hacen. Haz que nunca los castigue por 

satisfacción egoísta o nada más por demostrarles mi fuerza; no me dejes 

inducir a mi criatura a robar o a mentir...
Y guíame de hora en hora para que pueda demostrar con todo lo que diga o 

haga, que la honradez causa felicidad reduce la crueldad y el egoísmo que 

llevo en mi sangre, y cuando yo pierda la cabeza corten mi lengua para que 

no ofenda a nadie.
Que siempre yo en mi mente que mis niños y que no debo esperar de ellos 

el buen juicio de los adultos. No me dejes robarle la oportunidad de hallar 

su felicidad y de hacer sus propias decisiones.


Dame la grandeza de concederles lo que me pidan si es razonable, el valor 

para negarles los privilegios que sepa yo que les harían daño.
Hazme ser justiciero, bondadoso y digno.

i Dios yo no puedo estar en cada lugar por donde mi hijo camina, 

para avisarle si hay peligro o no, pero tu estas con él y todo está 

bajo tu absoluto control.

Yo soy incapaz de conocer lo que está haciendo, pero nada se 


escapa de tu soberanía.

Te pido por favor, que solo en ti busque refugio y no en las malas 


compañías, ni en los vicios.

Que nunca se aparte de ti y que tu misericordia se renueve sobre 


su vida cada mañana.

Señor camina por mi casa y por favor llévate cualquier tristeza, 


preocupación, dolor o enfermedad. Con tu santo manto protege 

a mi familia y aleja a todo aquel que quiera perjudicarnos o quitarnos 

la tranquilidad. Líbranos de los malos ojos, la envidia y la maldad.


La Fe hace las cosas posibles, el amor las hace simples.

Nunca te olvides que  en la vida necesitamos de dos cosas esenciales: 


Fe para alcanzar nuestros sueños y sobreponernos a los problemas,  

y amor para tener un propósito por el cual vivir y por el cuál tener fé.

No le pidas deseos a las estrellas, pídeselos a Aquel que las creó.

La Fe en Dios, es ese puente entre donde estoy ahora y el lugar donde 


Dios me lleva...


 FE es confiar en DIOS totalmente, aun cuando no entiendas el plan 


que Él tiene preparado para ti.

Creer en Dios es tener fe en que Él todo lo puede...

Amar a Dios es agradecerle por todo lo que nos entrega...


Seguir a Dios es entregar todo nuestro amor, sin esperar nada a 


cambio...


No hay comentarios:

Publicar un comentario