REFLEXIÓN SOBRE LA ORACIÓN.

Buscar este blog

lunes, 26 de octubre de 2015

ORACIÓN POR TODO LO QUE TE AQUEJA...POR LAS RAICES DEL PASADO QUE TE DEJARON HUELLAS Y NO TE DEJAN SER FELIZ...


La  expresión de la carta apóstolica es "raíz de amargura".
Si buscamos en el diccionario encontramos que "raíz" es el órgano del aparato
vegetativo que crece en dirección opuesta del tallo.
Pero dice algo más..."es la parte de cualquier cosa de la cual quedando oculta,
procede lo que se ve".
Pensemos en una raiz....La parte que no se ve, la que queda oculta, es la
que alimenta lo que se ve.
Quiere decir que, según las raices que tenemos en nuestro interior, va a ser 
lo que mostramos y lo que somos.
La raiz siempre está oculta. pero de ella procede todo lo que 
queda manifiesto.
Si juntamos estas ideas, podemos entender que, cuando
hablamos de una raiz de amargura, estamos hablando
de aquello que está oculto, pero pero de lo cual procede la
amargura".... y como la raiz es la que nutre el
crecimiento, asi como en las plantas, esa raiz es causa de lo que se ve.
Tenemos que llegar a saber cual es la raiz que alimentó
la amargura  que se manifiesta en la vida de la persona
amargada.
Pablo, en la epistola de los hebreros, capitulo 12. verso 15,
nos advierte:
"Asegúrense de que nadie deje de alcanzar la gracia de
Dios; de que ninguna raiz de amargura brote y cause
dificultades y corrompa  a muchos".  
Esto significa que debemos ser precavidos y ciudadosos
con respecto a este tema.
Sin lugar a dudas, las raíces amargas son sumamente peligrosas...
Tanto que pueden hacer perder la gracia de Dios.
¿Por qué?...Porque las raíces que provocan amargura conducen a pecar....
A desgraciar a Dios...A hacer lo que a Él, no le gusta.
Una raíz de amargura nos puede llevar a insultar, nos puede llevar a 
maldecir...nos puede llevar a odiar...Por lo tanto....La raíz de amargura 
tiene que ser quitada para evitar que pequemos.
Por esto Pablo dice..."Asegúrense de que no broten estas raíces, pues no solamente van a entorpecer sus vidas, sino que pueden dañar las de aquellos que están alrededor".
Solememos oir,"¡Uy, ahí viene el amargo!" Y, en verdad, nadie quiere estar con una persona así.
Tampoco nos gustaría ser rechazados por este motivo ni tener  algún signo de amargura.

No obstante, es importante, señalar...que nadie es amargo para perjudicar a los demás ni por capricho.
La amargura es una actitud de sufrimiento, y frecuentemente de opresión....y nos habla de una persona que se encuentra en un estado ánimico tal, que perdido el buen saboe de la vida.
Se trata de una persona que está sufriendo, que no está disfrutando...La amargura estorba la vida personal y la vida de relacikón con los demás.
De la vida amargada se desprenden pensamientos y expresiones particulares como, por ejemplo...La ironía.¿Cómo se expresa la ironía?...La ironíaes algo similar a una broma...es decir, algo agresivo en un tono que parece gracioso o agradable.
Una persona irónica ve llegar en un auto nuevo a un hermano al que el Señor prosperóy con ironía diríamos en broma...Le dice: "¿A quién asaltaste?".
En realidad, no le está diciendo nada bueno.
Lo que dice es algo sutilmente ofensivo con un tono irónico.
La raíz de amargura hace que las personas afectadas usen habitualmente la ironía...y también la queja.

La raíz de amargura se nota muchas veces en personas que se quejan constantemente de todo lo que pasa en la vida..."¡Qué vida ésta!"...¡Yo no se cuando va a cambiar!...¡Así no se puede vivir! ¡Cuánto trabajo que tengo!...¡Qué poco trabajo tengo!...¡Qué poco trabajo, no hay trabajo¨!...
Se queja por todo y de todos.
Otro rasgo especial de las personas con raíces de amargura es el lamento.
Una cosa es la queja, otra es el lamento.
Usted va a ver que el lamento siempre usa el verbo "hubiera"...."¡Si hubiera ido a tal lugar, no me habría pasado esto¡"..."¡Si no me hubiera casado, ahora no estaría sufriendo!...Si no te hubiera tenido, yo habría podido estudiar!.
Las expresiones con este verbo "hubiera" resultan tontas y evidencian amargura: si hubiera, si hubiera.
Si pero no sucedió...Esto es lo que pasó....trabajé en esto...viva que si hizo.
El hubiera es necio porque no lo lleva a ningún lugar.
Simplemente, no sucedió. 
Las expresiones de la amargura son exprexiones toscas...Las expresiones son expresiones desagradables...Las expresiones de la amargura  son expresiones rudas.
La amargura se expresa a través de una critica permanente e impecable..."¡Estás  viviendo mal!...¡Eestás haciendo las cosas mal...Eso no le agrada al Señor".
Critica y mas critica, con juicios severos, con chismes.
El chisme también es producto de lña amargura, así como la calumnia y la murmuración,
El Salmo 64 verso 3  habla de los que"afilan su lengua como espada y lanzas como flechas palabras ponzoñosas".
La raíz de la amargura tiene su orígen en el pasado.
Para que exista esta planta que se desarrolla, mientras la raíz crece en sentido contrario y alimenta lo que se ve, en alguna oportunidad  alguien tiene que haber plantado alguna cosa en nuestro corazón que se arraigó, hecho brotes e hizo que esta raíz aparezca.
Hay algo en el pasado que quedó en nuestro interior, pero la raíz de amargura brota y brota hoy...lo que se ve, se ve en el presente.
En algún momento alguien puso una semilla, alguien nos lastimó...Nos provocó una herida.
Pero lo que brota de aquella  amargura inicial, brota hoy...¿Qué quiere decir esto?...
Esto nos habla de un concepto de transferencia.
Transfiero al hoy, al aquí y ahora, lo que sigue activo aunque sea del pasado.
Un pasado que dejó marcas, heridas, resentimientos.
Pero a través de las expresiones, los pensamientos y las actitudes de hoy...podemos llegar a ese pasado.
Quiero remarcar este concepto de transferencia de lo pasado a la actualidad, porque muchas veces no nos damos cuenta de que estamos actuando bajo la presión de una raíz de amargura.

Como actua una raiz de amargura from Josue Jos
Cuando hay raíz de amargura, brotan en el presente viejos resentimientos.
Si hubo resentimientos con los padres, por ejemplo...Si quedaron resentimientos con un papá que trataba mal a la mamá, es factible que hoy nos confundamos y pensemos que nuestro matrimonio va a terminar mal...o que pensemos que es necesario estar a la defensiva,porque este hombre o esta mujer pueden ser malo/a conmigo y mejor tenerle cortito/a de entrada...En este caso se está transfiriendo algo del pasado al presente.
Una amargura que yo creo es de ahora, puede ser que me esté envolviendo y afectando desde el pasado.
Viene de antes, pero brota hoy y contamina hoy.
Estas cosas que fui señalando acrca de as personsas que tienen actitudes, gestos y conductas amargadas, son sumammente importants, porque es a través de dichas conductas que se ponende
 manifiesto hoy...Que el Espíritu Santo nos puede hacer ver donde están las raices que las causaron.
Es decir, esto que yo veo en la actualidad como amargura es algo que está en mi ser interior, enterrado y que fue plantado hace mucho tiempo.
Pero yo, a través de estas actitudes, puedo dejarme guíar en un recorrido por el Espíritu Santo y llegar a las causas, llegar a  aquello especifico que fue plantado y que me peovocó la amargura.
Imagine cuantas heridas del pasado se llevan a los matrimonios.
Imagine cuantas heridas del pasado se llevan a la relación con los hijos.
A veces uno se encuentra diciendo coas que no deberían decirse como...
"¡Ya vas a ver cuando te pase lo mismo que a mi...Ya vas a ver cuando pases por lo mismo que yo pasé.!"
Dice en el Evangelio de Lucas 6.45: "de lo que abunda en el corazón habla la boca".
¿Qué dice tu boca?...pues eso abunda en tu corazón...¿Qué declaras para tu vida y para la vida de tus seres queridos?...Pues eso está rn su corazón.
¿Quién lo plantó?...Alguien lo hizo ayer, pero brota hoy.
Si usted está dispuesto a que el Señor llegue hasta allí a quitar esa raíz...Aunque haya que hacer  un esfuerzo...Y aunque ese esfuerzo provoque dolor....Es muy probable que en su corazón se plante otra abundancia...Y ya no amargura.
No es malo recordar...Debemos diferenciar bien ciertos conceptos para que no se mal entiendan.
Una cosa es que el  diga: "Me olvidaré de todas tus faltas"...Pero esto no implica que uno tenga también que olvidarse de todo...Sufrir una especie de amnecia y ya no recordar más.
Si el Señor nos dio la memoria como parte de nuestra estructura humana, por algo es...En Apocalipsis 2: 5 leemos: "¡Recuerda de donde has caído!"... Lo que olvidamos  cuando somos sanados por el Señor, son los rencores, los resentimientos o el odio que algo o alguien nos provocó en el pasado.
Pero recordar no es malo, y nos libra de un aspecto muy peligroso, como repetir viejos modelos, que nos fueron trasmitidos erróneamente.
El estorbo lo trae un pasado, que sin darnos cuenta está activo en el presente.
Esto, con mucha frecuencia, nos hace confundir la situación actual con las del pasado. Y estamos repitiendo, aunque no sea lo que deseamos, las ideas que hemos ido escuchando sobre la vida, sobre el matrimonio, sobre los hijos.
Además de escuchar y de incorporar esas ideas, las vamos poniendo en práctica.
No reparamos en que esas eran las ideas erróneas que escuchamos en casa o lo que nos decía esa tía amargada.
En relación con estos aspectos, recordar no es malo, en cambio repetir historias y actuar en base auna falsa verdad eso si es peligroso.
Por eso, ciertas cosas tienen que ser arrancadas de raíz.

Me guata el ejemplo de las muelas porque no hay nada más vivído para entender lo que es un dolor, que el dolor de muela.
A veces  quedan las raices que se infectan y que causan dolor, inflamación, contaminación.
Y si lainfección no se trata, se puede seguir contaminando el resto de la boca.
Del mismo modo, una herida que está ahí, oculta, en ,i vida, puede contaminar mi trabajo, puede contaminar mi familia, puede contaminar mi matrimonio, puede contaminar mi relación con la iglesia.
Pensemos que para el caso del dolor de muela se nos dice..."Hay que sacar la raíz".
Si usted no saca esa raíz va a seguir sufriendo, porque se puede volver a infectar con cualquier cosita que pase por ahí. 
De la misma manera, si no sacamos esta raíz del alma nos infecta la vida, todo puede ser contaminado.
Nadie puede vivir bien padeciendo un dolor de muela: por ejemplo, no se pueden hacer las cosas que se hacen habitualmente.
No se vive la vida normal cuando se padece un dolor de este tipo.
Tampoco se puede vivir bien con dolores en el alma...Con raices de amargura que no han sido sanadas...Es exactamente igual.
Pero no hay que tener miedo de encontrarse con esa raíz infectada, si uno va de la mano del Espíritu Santo.
Él la va a arrancar, y tal vez duela, pero también el Señor mismo estará allí para mitigar el dolor que nos provoque extraer la raíz.
Muchos cuando descubren un episodio denigrante en sus familias...algo que quedó como raíz amarga, sienten verguenza.
A veces es difícil tener que hablar de padres que tuvieron actitudes que nos averguenzan o de circunstancias que nos hacen sentir agraviados.
Pero yendo de la mano del Espíritu Santo, tenemos la garantía de poder pasar, ver ese dolor y salir restaurados.
Dios todo poderoso y omnipotente que llenas la creación con tu Santa Presencia, Padre Celestial, en esta hora reconzco que he sido muy orgulloso/a y he pecado contra ti al no querer perdonar a los que me han ofendido...
En esta hora reconozco que la falta de perdón en mi corazón ha traído amargura y enfermedades.
Reconzco que si no perdono, me estoy  atando a mi mismo/a con lazos espirituales y que esto va en contra de lo que Jesús enfáticamente nos enseñó: que perdonemos a los que nos han ofendidos antes de orar.
En esta hora, yo decido perdonar a todas las personas que me han ofendido en mi vida.
Desde que estaba en el vientre de mi madre, hasta el día de hoy,  decido perdonar a todos y a cada uno de los que me hanresentido.
Padre Celestial, te suplico que rompas el lazo espíritual con el que mi falta de perdón me tenía atado/a, y que Tu mismo perdones todas mis ofensas, así como yo he perdonado a los que me ofendieron.
Te pido y suplico que borres de mi memoria todo mal recuerdo que yo tenga de esas personas, y que los bendigas y los lleves a los pies de Tu hijo Jesuscristo, mi Señor y Salvador, y en Su nombre Poderoso yo oro Amén.
La amargura está en corazón que trama el mal...Proverbio:12:29.
El corazón conoce su propia amargura...Provrbio: 14:19.
Veneno de serpiente ocultan sus labios, de su boca brotan insultos hirierntes...Romano:3: 14.

Y además se pasa la vida en la oscuridad, las penas, los sufrimientos 
y las amarguras...Eclesiastés: 5: 16.
Y hay quien muere con armadura en el alma, sin haber gustado la felicidad....
Job:21:25
Cuídense: podría ser que alguno después de perder la gracia de Dios envenene a todos, como la planta venenosa que produce bortes  y hace daño...Hebreos:12:15.
Arrepiéntete de esa tu maldad y ruega al Señor, para que  perdone tus errores, porque  te veo lleno de hiel amarga y que te atan  lazos de maldad"...Hechos:22: 23
Pobre de aquellos que laman bien al mal y al mal bien, que cambian las tinieblas en luz y la luz en tinieblas, que dan lo amargo por dulce y lo dulce por amargo...Isaías: 5:20.
La tristeza que viene de Dios lleva al arrepentimiento, y por Él, a una Salvación que borra toda amargura, al revés, la tristeza de este mundo
produce la muerte...2 de Corintios:7:10
Espíritu Santo, Dios de Amor, mira a todos quienes  en esta circunstancias difíciles en que se encuentran: enfermedades, problemas económicos, problemas familiares, desilusiones de amor y de vida...Todos imploramos a  Ti, Padre Amado Confiadamente acudimo a Ti, sabemos  que eres Dios de bondad y manantial de amor.

Venimos a Ti, sabemos que no hay nada que no lo pueda lograr Tu misericordia infinita. Aceptamos tus insondables designios, aunque no los comprendamos. Nos abrazamos a ellos con aquel fervor y generosidad con que Cristo aceptó el Misterio del dolor en su vida.
Humildemente Le pedimos, nos des la gracia de superar estas situaciones difíciles, en estos momentos de nuestra existencia, y que estas pruebas, lejos de separarnos de Ti, nos haga experimentar con mayor plenitud la omnipotencia de Su amor que limpia, santifica y salva...
Hágase en nosotros Su Divina Voluntad…
 Amén.



No hay comentarios:

Publicar un comentario