REFLEXIÓN SOBRE LA ORACIÓN.

Buscar este blog

martes, 3 de marzo de 2015

HABLAR CON DIOS A TRAVÉS DE LA ORACIÓN PIDIENDO SANIDAD PARA TODOS LOS ENFERMOS CONFIANDO EN SU GRAN AMOR...


Orar es hablar con Dios, dirigirse a Dios. 


Todos tenemos acceso al Padre a través del Señor Jesús. 

Así como es necesario respirar, es necesario orar, conversar con el Señor y 

esto hay que hacerlo constantemente.

Nuestras peticiones deben estar fundamentadas en la Palabra de Dios, creyendo lo que Dios dice para que sean contestadas.

“Esta es la confianza que tenemos en Él,
que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, Él nos oye.

Y si sabemos que Él nos oye en cualquier cosa que pidamos,
Sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.
1 Juan 5:14-15



¿Anhelas que tus necesidades sean suplidas?

“Confía en Dios, y haz el bien; y habitarás en la tierra, y te apacentarás de la verdad.
Deléitate asimismo en el Señor, y Él te concederá las peticiones de tu corazón.” Salmo 37:3-4.

Por la sangre del Señor Jesucristo de Nazaret que fue derramada, ordeno a toda enfermedad y dolencia que se alejen dequienes están sufriendo cualquier tipo de enfermedad. 

Jesús cargó las enfermedades y dolores. Él fue herido por nuestras transgresiones. Por sus llagas somos sanados sanado. Ninguna enfermedad, dolor, muerte, miedo o adicción nos dominará jamás. La pena se ha pagado por completo. Hemos sido rescatados y redimidos, santificados y liberados.
Deja que el calor de tu amor sanador inunde todonuestro ser, de modo que nuestros cuerpos funcionen como lo creaste: entero y completo, restaurado en su perfecta salud. Te pido todo esto por medio de mi Señor Jesucristo, tu hijo, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.


¿Deseas vivir una vida victoriosa aún en medio de la adversidad?

“… Esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra FE.” 1 Juan 5:4.

No se puede tener fe, si nuestro corazón nos reprende; no se puede confiar en Dios, si nuestros asuntos no están en orden; no podemos creer, si no tenemos paz con Dios. “Amados, si nuestro corazón no nos reprende, confianza tenemos en Dios; y cualquier cosa que pidamos la recibiremos de Él, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de Él.” 1Juan.3:21-22.



Entonces sí podremos pedir con FE, no dudando nada …confiando y esperando con gozo la contestación a todas nuestras peticiones.


“Y a Aquél que es poderoso para hacer todas las cosas
mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos,
según el poder que actúa en nosotros,
a Él sea la gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades,
por los siglos de los siglos. Amén”. Efesios 3:20-21.

No hay comentarios:

Publicar un comentario