REFLEXIÓN SOBRE LA ORACIÓN.

Buscar este blog

sábado, 15 de noviembre de 2014

ORACIÓN POR: SANIDAD, POR LA PAZ, POR LOS NIÑOS, POR LA FAMILIA, POR LOS DESAMPARADOS, POR LOS QUE ESTÁN TRISTE Y DEPRIMIDOS...REFLEXIÓN DE LA VENDEDORA DE FLORES.

RECIBE TU MILAGRO. SI ESTAS ENFERMO. ORA CON FE CADA ORACION...

Y DIOS HARA LO IMPOSIBLE... BENDICIONES.

Señor Jesús, junto a este hermoso amanecer que nos regalas cada día... 

Por Su gran bondad...Le pedimos en oración, que perdones nuestros errores, 

limpie nuestros corazones y libre de todo mal y enfermedades a todos aquellos 

que se encuentran postrados en sus camas pidiendo por su sanidad con 

mucha fe. 


Oh  Dios Padre Celestial acudimos en las horas difíciles de la enfermedad a 

Su Corazón, para pedirle que derrames a manos llenas el tesoro 

de Sus misericordias sobre nosotros.


 Dios obra por Sus Manos curaciones sin medidas, sanando tantas víctimas del 

dolor, guarda también una mirada de bendición para todos aquellos  que están 

pasando hambre, que ven sus familias dividrse, por los desamparados ...

Alcánzale de tu Divino Hijo Jesucristo la deseada salud, si ha de ser para 

mayor gloria de Dios. 

Pero mucho más alcánzanos a todos el perdón de nuestros pecados, paciencia 

resignación en los sufrimientos y sobre todo un amor grande y fiel a nuestro 

Dios, presente en todos los corazones y por su gran misericordia para con 

nosotros. 


Dios de amor en este día, te pido por todos los niños que sufren en el mundo.

Por los niños enfermos por los niños de la guerra, por los niños de la calle.

Por los niños abandonados, por los niños sin familia, por los niños que no 

pueden ir a la escuela...

Por los niños que no tienen para comer, por los niños que deben trabajar...

Por todos ellos Señor, te quiero pedir en este día.

Ayúdame a vivir solidario con todos ellos. Que nunca olvide que Tú estás 

presente en el rostro de cada niño...Amén...

Señor, haz de mí un instrumento de tu paz!... Que allí donde haya odio, ponga 

yo amor...


Donde haya ofensa, ponga yo perdón; donde haya discordia, ponga yo unión...

Donde haya error, ponga yo verdad; donde haya duda, ponga yo fe...

Donde haya desesperación, ponga yo esperanza;  donde haya tinieblas, ponga 

yo luz...

Donde haya tristeza, ponga yo alegría y todo el amor que viene de ti Padre 

Amado....Amén.


  • La vendedora de flores sonreía; su arrugado rostro resplandecía de gozo. 
  • Por impulso, tomé una de sus flores y le dije: - Se ve usted muy feliz esta mañana.
  • ¡Claro!- exclamó-. Sobran los motivos. Aquella mujer vestía tan pobremente y se veía tan frágil, que su actitud me intrigó. -Sobrelleva sus problemas admirablemente- la elogié . Ella me explicó entonces:
  •  Cuando crucificaron a Jesús, fue el día más triste de la historia. Y tres días después, ÉL RESUCITÓ. Por eso he aprendido a esperar tres días siempre que algo me aflige , entonces l as cosas resultan no ser tan graves como parecían y se arreglan de una u otra manera en ese tiempo.
  •  Seguía sonriendo al despedirse de mi. Sus palabras me vienen a la mente cada vez que estoy en dificultades..... “ Hay que esperar tres días.
  • Recuerda que con la muerte de Cristo Jesús, obtuvimos el regalo màs grande de nuestra existencia el perdón de nuestros pecados, y con su resurrección obtuvimos la misericordia de Jesús que es la vida y vida eterna. Ten fe que cada prueba o dificultad que estés pasando, con Jesucristo a nuestro lado nada en este mundo es imposible, Y cuando llega la muerte no es una derrota, màs bien es una alegría en medio de nuestra tristeza de perder a un ser querido, porque con la muerte empieza la verdadera vida. Declaro sobre todos (as) ustedes salud, prosperidad y que el Espíritu Santo fortalezca las partes màs débiles de cada uno...
  • Dios derrame sobre todos (as) ustedes sus ricas bendiciones.



  • Padre Santo, oramos a Ti, con fe sabiendo que para Ti, no hay imposibles.

    A TRAVES DE ESTAS ORACIONES,  ACERQUÉMONOS A DIOS Y PONGÁMONOS EN 

    SU PRESENCIA, SUPLICANDO DE SU MISERICORDIA Y BONDAD... 

    AGRADECIENDO SU GRAN AMOR.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario