REFLEXIÓN SOBRE LA ORACIÓN.

Buscar este blog

martes, 13 de agosto de 2013

SÓLO EL AMOR DE DIOS, SERÁ LA CALMA A TODOS TUS PESARES Y PAZ A TU CORAZÓN.

Solo Dios puede ser la paz en tu vida...
Solo Dios puede guiarte por el camino seguro...
Solo Dios está contigo en los momentos difíciles, cuando los demás se han ido...
Solo el amor de Dios será la calma a todos tus pesares...dejando amor y felicidad en tu corazón.
Gracias señor por todo tu amor hacia nosotros tus hijos...Señor te pido de todo corazón cuides y colmes de bendiciones a toda la gente que no cree y no quiere creer en ti porque su ceguera y fe espiritual no les permite ver más allá de sus propios pensamientos y se pierden la felicidad en su corazón y en sus vidas de recibir tu gran amor... y seguir el camino a una vida eterna junto a Ti...
Gracias Señor, por un nuevo día de vida... por Tu amor y bondad para con tus hijos.
Amen.


Hoy es un día en el que puedes sentirte feliz al pensar que eres seleccionado por Dios. Que él pensó siempre en ti y te escogió para que vivas. Viniste a este mundo para compartir, sentir, disfrutar, para llenar un lugar en el que eras necesario. Y tú puedes marcar el corazón de alguien, llenar un vacío con tu compañía, acompañar la soledad de alguien. Puedes plasmar una sonrisa en un rostro que ha olvidado cómo sonreír.


Dios pensó en ti y permitió que existieras porque confiaba en que tú podrías desempeñar un buen papel con tu familia, amigos, semejantes y contigo mismo. Puedes realizar las cosas con tal excelencia que otros quieran imitar tu ejemplo. Los demás pueden sentir y ver a Dios a través de ti, pues somos representantes de Dios aquí en la tierra.
Así que la próxima vez que te levantes pensando ¿para qué estoy en este mundo?” Piensa que no es por accidente, que hay un propósito y debes cumplirlo.

Saberse amado, pensado, valorado y planificado por ese ser maravilloso que es Dios, da mucho sentido y dirección. Recuérdales a otros que ellos también son especialmente escogidos por Dios y que la única condición para pertenecer a su familia es aceptarlo en tu corazón.




¡Qué tengas un día muy, muy, muy hermoso, feliz y bendecido!

No hay comentarios:

Publicar un comentario