REFLEXIÓN SOBRE LA ORACIÓN.

Buscar este blog

sábado, 22 de diciembre de 2012

ORACIONES POR LA FAMILIA, EL HOGAR Y POR QUIENES PASAN POR MOMENTOS DIFÍCILES.



Amado Señor, Nuestra familia te pertenece, te 

entregamos todo lo que somos detrás de las 

cuatro paredes de cada hogar, ayúdanos a 

construir relaciones fuertes, basadas en tu 

amor. 

Te damos toda honra y honor, úsanos como 

instrumento en tus manos para construir vidas 

conforme a tu perfecta voluntad. 

Oramos por relaciones dañadas, hogares que 

están a punto de dividirse, envía tus ángeles 

a proteger cada hogar, cada vida, en el nombre 

Poderoso de Jesús. Amen.


Jannett Medía


Señor Jesús, Tú viviste en una familia feliz. 

Haz de esta casa una morada de tu presencia, 

un hogar cálido y dichoso. 

Venga la tranquilidad a todos sus miembros, 

la serenidad a nuestros nervios, 

el control a nuestras lenguas, 

la salud a nuestros cuerpos. 

Que los hijos sean y se sientan amados 

y se alejen de ellos para siempre 

la ingratitud y el egoísmo. 

Inunda, Señor, el corazón de los padres 

de paciencia y comprensión, 

y de una generosidad sin límites. 

Extiende, Señor Dios, un toldo de amor 

para cobijar y refrescar, calentar y madurar 

a todos los hijos de la casa. 

Danos el pan de cada día, 

y aleja de nuestra casa 

el afán de exhibir, brillar y aparecer; 

líbranos de las vanidades mundanas 

y de las ambiciones que inquietan y roban la paz. 

Que la alegría brille en los ojos, 

la confianza abra todas las puertas, 

la dicha resplandezca como un sol; 

sea la paz la reina de este hogar 

y la unidad su sólido entramado. 

Te lo pedimos a Ti que fuiste un hijo feliz 

en el hogar de Nazaret junto a María y José. 

Amén.

Ignacio Larragaña

Oh Dios, que en la Sagrada Familia nos dejaste un modelo
perfecto de vida familiar vivida en la fe y la obediencia
a tu voluntad.
Te damos gracias por nuestra familia.
Concédenos la fuerza para permanecer unidos en el amor,
la generosidad y la alegría de vivir juntos.
Ayúdanos en nuestra misión de trasmitir la fe
Que recibimos de nuestros padres.
Abre el corazón de nuestros hijos para que crezca en ellos
la semilla de la fe que recibieron en el bautismo.
Fortalece la fe de nuestros jóvenes,
para que crezcan en el conocimiento de Jesús.
Aumenta el amor y la fidelidad.

Derrama tu gracia y tu bendición sobre todas
las familias del mundo.
También en todos los matrimonios,
especialmente aquellos que pasan por momentos 
de sufrimiento o dificultades.
Que las bendiciones de Dios, caigan sobre ti y familia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario