REFLEXIÓN SOBRE LA ORACIÓN.

Buscar este blog

lunes, 9 de julio de 2012

LEVANTA TU MIRADA.... CONOCE TU VALOR....EL VALOR QUE DIOS TE DIO.



ERES INVALUABLE PARA DIOS.


No tienes que imprecionarlo y ser mejor tal y como eres 


EL te ama y te esta esperando con los brazos abiertos. 


JESÚS murió por nosotros aun sabiendo que 


fallaríamos.


Levanta tu mirada, conoce tu valor,entrega tu pasado,tu 


presente y tu futuro al SEÑOR Y SALVADOR; 


JESUCRISTO.


ISAIAS 55:Busquen al Señor mientras puedan 


encontrarlo; llámenlo ahora, mientras está cerca. 

Por nada estéis afanosos; sino sean conocidas vuestras 



peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con 


acción de gracias. Y la paz de Dios que sobrepasa todo 


entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros 

entendimientos en Cristo Jesús. Filipenses 4:6-7.

No tengas afanes, sino oraciones; no inquietudes, sino 


mucha comunión con Dios. Pon tus súplicas delante del 


Señor de tu vida, guardián de tu alma.

Acércate a Él con dos partes de oración y una de



alabanzas fervorosas.


No ores con dudas, sino con gratitud.

Ten por cierto que tus peticiones han sido atendidas, y,



 por tanto, alaba al Señor por su misericordia.

Él te prodiga sus bendiciones; dale tú las gracias.

Nada le escondas, ni guardes en tu pecho inquietud 



alguna que perturbe tu corazón; «sean notorias vuestras


 peticiones»
.
No recurras al hombre, sino sólo a Dios, al Padre de 



Jesús que en Él os ama.

De este modo encontrarás la paz de Dios.


Jamás podrás comprender de cuánta paz te inundará.


Él te estrechará en sus brazos amorosos.


Tu corazón y tu espíritu quedarán sumergidos por Cristo



 Jesús en un océano de reposo.

Venga sobre ti la vida o la muerte, la pobreza o el dolor, 



la calumnia o el odio, siempre estarás al abrigo de toda 


tempestad, por encima de todas las nubes que te


 amenacen.

¿Por qué no obedeces a este tan inefable mandato?


Sí, Señor, creo en ti, pero ayuda mi incredulidad.


Hoy descargaré toda mi ansiedad en el altar del Señor. El



 me cuida mejor que cualquier otra persona.

Señor, Gracias por darme de tu amor y tu grandeza. 



Gracias por extender tu mano sanadora y fortalecerme.


Hoy quiero escuchar sus consejos porque me darán 


firmeza en la vida.




Señor, Planta Tus semillas de vida en mi corazón; 


permíteme reconocer Tu voz cada vez mejor. Realmente 


te amo y quiero Tus palabras. Recibo Tus consejos y el 


sonido de Tu voz con beneplácito. Tócame con Tu 


Palabra y ayúdame a estar alerta a Tu verdad para mi 


vida. Háblame Salvador. Gracias Señor. 
“Mi refugio eres tu en el día malo” [Jeremías 17:17]

Lo que Dios ha estado trabajando en mi fuertemente es 



mi madurez y la madurez se adquiere en los climas 


templados y las experiencias duras de la vida. Sé que 


para ejercitar mi fe y con


fianza necesito aceptar los vientos y las tempestades 


como herramientas de Dios y mientras él trabaja con


 estas herramientas, él es mi refugio en los días malos.

Señor, Gracias por ser mi refugio y mi fortaleza. Mi 



castillo y mi Salvador. Aunque los días malos lleguen yo


 en ti estaré confiado, porque solo tu fortaleces mi fe y 


me formas usando las mejores herramientas que en tus 


manos pasan de ser dolorosas a creadoras de 


fuerza y poder. 


En Tu nombre, amén.


No hay comentarios:

Publicar un comentario