REFLEXIÓN SOBRE LA ORACIÓN.

Buscar este blog

martes, 19 de junio de 2012

NO IMPORTA LA TORMENTA QUE ESTES PASANDO,SOLO RECUERDA QUE DIOS, ESTÁ CONTIGO Y TE ENVIARA LLUVIA DE BENDICIONES.



Hagamos esta oración juntos:

Señor en este momento te pido de manera especial que 



bendigas mi casa, que pases por cada rincón de mi casa 


tomando posesión de ella para que nada malo tenga 


cabida en ella y así pueda ser el espacio propicio en el 


que te amo y voy creciendo para Ti. Te pido, Señor, que 


seas Tú el escudo de mi casa para que nadie pueda 


hacernos daño y podamos experimentar siempre tu paz. 


Te alabo y te bendigo porque sé que estás tomando 


posesión de mi casa, de mi hogar y sé que donde estás 


Tú no hay nada malo y siempre hay alegría y 


prosperidad. Quiero tener la seguridad de que nada ni 


nadie puede hacerme daño, y por eso me acojo 


plenamente a Ti y te pido que me hagas tuyo con todas 


las fuerzas de tu Ser. En este momento me declaro tuyo 


para ser libre y seguir triunfante en mi vida. Señor, pero 


en este momento también quiero pedirte por mi trabajo y 


por todo lo que hago, quiero sentir que eres Tú el que 


me acompañas en mis labores y el que me permites 


sonreír y estar seguro de que voy a alcanzar las metas 


que necesite. Señor, Tú sabes cómo me fue en la semana


 pasada en términos de trabajo y de producción, en este 


momento quiero pedirte que ahora al iniciar esta nueva 


semana, me vaya mucho mejor, que pueda tener todo lo 


que necesito para sentirme feliz y realizado. No quiero, 


Señor, tener miedo frente a la búsqueda de recursos, 


quiero que Tú hagas llover bendiciones de prosperidad 


en mi vida, quiero que así como llovió maná en el 


desierto para el pueblo de Israel hoy lluevan bendiciones


 de prosperidad para mí y para los míos. Sí, Señor, 


necesito de tu amor y de generosidad para seguir dando 


el testimonio de que quien está contigo recoge siempre 


bendiciones.



“¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración. 


¿Está alguno alegre? Cante alabanzas. ¿Está alguno 

enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la 


iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre


 del Señor. Y la oración de fe salvará al enfermo, y el 


Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le 


serán perdonados."--Santiago 5:13-17 




Esto se cumplirá en tu vida, porque lo has dicho con fe y


 creyendo en el poder de Dios. No lo dudes.


(Marcos 16:17,18)


Hay abundante poder en el nombre de Jesús, y se nos ha


 dado el derecho a usar ese nombre.


Debemos usarlo en fe contra todo tipo de enfermedad, 


padecimiento, y malestar.

Deberíamos recordar que el Señor lo ha dado para que 



pudiéramos caminar en victoria.

Debemos orar en el nombre de Jesús. La oración es 



nuestra súplica - nuestra petición -,

y el nombre de Jesús es lo que llama la atención de Dios.


Cuando oramos en el nombre de Jesús, estamos 



presentando al Padre todo lo que es Jesús,

y todo lo que Él ha hecho.

A veces caemos en la trampa de simplemente soportar 



algún problema físico,

en especial si lo tenemos por mucho tiempo.

En ocasiones necesitamos que se nos recuerde que hay 



sanidad disponible para nosotros.

Si estás enfermo, luchando contra algún malestar o 



alguna enfermedad
,
te animo a ejercer tu derecho, comprado con sangre,


a usar el nombre de Jesús en contra de ella

.
Cada vez que mencionas ese nombre en fe, se desata el 



poder divino.

Empieza a ejercer tu derecho a usar el nombre de Jesús 



contra tus problemas,

y confía en el hecho de que perderán algo de su poder 



en tu contra

cada vez que usas ese nombre.



"Padre, te doy gracias por darme poder para enfrentar



cualquier situación en mi vida

en el precioso nombre de Jesús. Amén!"



Sean fuertes, y por ningún motivo dejen de confiar en Él

 cuando estén sufriendo, para que así puedan hacer lo 

que Dios quiere y reciban lo que Él les ha prometido…

Hebreos 10:35-36

 El jamás dejara que te hundas y eso tienes que


comprenderlo, pueda que los vientos sean tan fuertes 


que pareciera que te harán caer y hundirte, pueda que las


 olas te golpeen con mucha fuerza, pero aun con todo 


eso en contra: DIOS JAMAS DEJARA QUE TE HUNDAS.


La Palabra del Señor es nuestro alimento,y nuestra 

oración nuestro aliento,derramar en su presencia todo lo

 que tengamos en nuestro corazón.el nos escucha y 

comprende nuestras angustias mas profundas...

NO IMPORTA LA TORMENTA QUE ESTES 


PASANDO,SOLO RECUERDA QUE DIOS, ESTÁ CONTIGO


 Y TE ENVIARA LLUVIA DE BENDICIONES.

2 comentarios:

  1. Mis hnos, todo es bello , pero no se si estoy mal yo , o mi computadora por que las oraciones no se pueden leer , estan empalmadas las letras y no se entiende. gracias y perdonen mis comentarios.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la observación,y participación en este sitio de oración y alabanzas a Dios.
    Los comentarios son bienvenidos, ya que nos ayuda a llegar con mas perfección a cada ser.
    Separé un poco mas las lineas, anhelo que se pueda leer con claridad, para que cada uno(a) pueda recibir a través de la oración lo que Dios quiere entregar a su corazón.
    Él conoce las necesidades da cada uno.
    Bendiciones.

    ResponderEliminar