REFLEXIÓN SOBRE LA ORACIÓN.

Buscar este blog

jueves, 15 de marzo de 2012

ORACIÓN A DIOS POR TIEMPOS DE VICTORIA....GRATITUD Y SANIDAD.




Con días difíciles Con algunas lágrimas esparcidas,con el temblor en las manos por lo que no puedo cambiar aún, Con lucha de quien no se cansa de Creer en DIOS Son años de aprender a caer y volver a levantar y volver a creer en DIOS quien me cubre con su amor..con la belleza de Vivir con un corazón agradecido de amor del único y genuino DIOS ,Gracias mi DIOS ETERNO Que no necesitas un rostro, sólo un corazón que cree en ti..GLORIA A DIOS ..Dios suplirá todo lo que nos falta conforme a sus riquezas en Gloria. En Su presencia hay abundancia de todo lo que necesitas para seguir adelante. Su poder no ha cambiado. Levántate y Resplandece porque su Poder está contigo. Oro a Dios por un tiempo de victoria en tu vida y en tu casa 
Rosa hija de Dios.
AUNQUE NO PUEDAS VER..., DIOS ESTÁ CONTIGO. 
 ¡¡ Sigue adelante!! Vamos a orar .... 
Hoy, Señor, te agradezco por el dia maravilloso, por la brisa que me calienta, por mi alimento, por un dia más de trabajo. Y principalmente por un dia más de vida. Bendice, Señor, a mis amigos y enemigos, porque ellos también necesitan de Ti. Bendice, Señor, a la persona especial que está leyendo este mensaje ahora, cumple sus sueños, dale la victoria que le es necesaria, ¡Amén! 


Pasa este mensaje, de prisa, lo máximo que puedas y, en instantes, muchas personas estarán orando p
or ti. ¡DIOS les bendiga a todos ustedes 



Padre Celestial, te suplicamos, por  las Naciones del mundo por la senda de la justicia y la verdad, y establece entre ellas esa paz que es fruto de equidad; Humildemente te suplicamos que contemples, visites y alivies a tu siervo enfermo,  por quien se desean nuestros oraciones. Míralo con los ojos de tu misericordia; consuélalo con el sentimiento de tu bondad; presérvalo de las tentaciones del enemigo; y dale paciencia en esta aflicción. Cuando mejor le conviniere, restáurale la salud, y dale poder para vivir el resto de su vida en tu temor, y para tu gloria; y otórgale que finalmente pueda morar contigo en la vida eterna; a fin de que vengan a ser el Reino de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.Amén.
 
Salmos 10:16-17

"Tú, Dios mío, reinas para siempre
y escuchas la oración de los humildes.
Tú defiendes a los huérfanos
y a los que son maltratados;
tú los animas y les prestas atención". 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario